CERRADO POR VACACIONES desde el 04/09 al 24/09 Disculpen las molestias.

 

Desde 1952 hasta nuestros días han ocurrido situaciones y anécdotas muy simpáticas que queremos compartir con ustedes.

1983: En esa época ya Juanjo ayudaba en la tienda. Un día, loncheando embutido en la cortadora de fiambre, se hizo un corte en un dedo. Comenzó a sangrar y asustado, avisó a Abuelo Domingo. Éste lo llevó enseguida a casa de Tía Lola, que en muchas ocasiones hacía de enfermera. Ella vivía justo al lado. Debemos recordar que en esta casa, como en muchas de la época, se colocaba una garrafa cortada debajo del grifo del fregadero o lavamanos para aprovechar el agua que perdían las llaves.

abuelo y juanjo

31 de diciembre de 1990: Esa tarde estaban nuestro hermano Juanjo y el Tío Juan sentados en un viejo banco de cemento en la terraza del bar. El ambiente en este lugar siempre ha sido muy relajado, por sus vistas, su sencillez, su encanto marinero… Ello favorece que al final de la jornada apetezca tener una conversación con algún compañero o simplemente observar la magia de la bahía. Ese día, Juanjo vio en la orilla algo flotando.

CALAMAR

En los 80: Nuestras instalaciones eran aún más sencillas y humildes que ahora. Junto al bar, estaban las chabolas de los marineros de Santa Águeda. Uno de ellos era el Tío Juan. A su casa, los fines de semana y en verano, íbamos a almorzar todos sus sobrinos; Juanjo, Tavi y Oliver. Era un maestro preparando el “Pescao”, sobre todo cuando hacía el caldo Barquero. De hecho, esa receta, la empleamos hoy en día como base para hacer “El Gofio Escaldao”. Por esas fechas, el aseo del bar, sólo para hombres, estaba junto a la barra. Sin embargo, algún cliente despistado buscaba el baño fuera de la instalación y, en muchísimas ocasiones, la mayoría extranjeros, se metían en casa del Tío Juan. ¡Menudos cabreos que se cogía!

to juan

Inicio de los 80: la tienda, a pesar de sus pequeñas dimensiones, tenía mucha clientela. No era autoservicio sino que todo lo despachaba el que estaba por dentro del mostrador. Así que éste debía ser muy rápido. Aun así, alguna clienta solía impacientarse. Se mascaba la tensión. La tienda servía, además, de lugar de reunión y conversación para muchas vecinas mientras esperaban a ser atendidas. En ocasiones había más gente hablando que comprando. Debíamos tener mucha Mano Izquierda. A pesar de esto, era muy divertido.

TITI

En los setenta, el personal directo e indirecto de la fábrica de cemento venía a desayunar al bar. Las mañanas eran muy moviditas. Desde las cinco de la mañana estaba la cafetera express en marcha. Un día, probablemente por algún despiste:

¡Pummmmmmmmmmmmmmmmm!

Durante muchos años papá atendió a los clientes en la barra. Siempre desde el respeto, usó el buen humor como seña de identidad, consiguiendo así que su relación con todos los clientes fuera muy cercana. Tenía un repertorio de bromas extensísimo y a todos sacaba una sonrisa:

JUANITO

A inicios de los ochenta, Abuelo freía el pescado con una “BUSI” (recordemos que este tipo de bombonas, se usan con un accesorio, una parrilla, sobre la que se apoya la sartén).

ABUELO

Verano 1990: tradicionalmente, hemos cogido nuestras vacaciones en el mes de septiembre. Sin embargo, por desconocimiento, frecuentemente se acercan clientes con la intención de comer. Esas vacaciones, las de septiembre del 90, al ver el bar cerrado, los clientes buscaban la presencia de algún vecino para preguntar. El blanco de las cuestiones solía ser Manuel Moreno Suárez, para nosotros Manolito el Guirre, sentado en la terraza de su chabola cogiendo fresco después de almorzar lo que le preparó Agustinita Ruano Santana, su esposa. Éste hombre era vecino y a la vez familia, hijo y padre de marineros, en esos días jubilado. La secuencia solía ser:

El humor es una de nuestras señas de identidad. Fomentamos entre nuestros clientes un ambiente ameno y distendido. Entre personal y clientes existe mucha empatía. Por ello, el 28 de diciembre es un día que siempre celebramos. La víspera preparamos una batería de bromas. En el bar:

Monigote Inocente TINIMA20121227 0359 19